Escudo ITD Simposium 2016 de Ingeniería Bioquímica y Sistemas Ambientales
Instituto Tecnológico de Durango

Conferencia:
Hacia un Sistema Sostenible de Suministro de Alimentos: Reduciendo las pérdidas y desperdicios

Conferencista

Nota conceptual

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, puso en perspectiva la problemática que existe en relación a las pérdidas y desperdicios de Alimento, al señalar en el año 2011, que un tercio de todos los alimentos que se producen en el mundo se pierden y no llegan a ser consumidos. La FAO denomina “pérdidas”, a aquellas que ocurren durante la producción, transporte, almacenamiento y procesado, mientras que aquellas que ocurren durante la comercialización y consumo, se denominan “desperdicios”.

Del campo al tenedor, las pérdidas y desperdicios de alimentos, ocurren en cada etapa de la cadena alimentaria donde participan gran cantidad de actores y por múltiples causas: desde la producción, distribución, comercialización y consumo. ¿Pero porqué son importantes? Brevemente, por tres puntos: El desperdicio de alimentos atenta contra a) la sostenibilidad del sistema de suministro de alimentos y b) la seguridad alimentaria, además de c) tener un fuerte impacto económico. ¿Cómo es esto? Primero, el impacto en sostenibilidad, porque si los alimentos producidos, no son consumidos y son desperdiciados, significa que todos los insumos que se utilizaron para producirlos, como energía, agua, tierra, horas de trabajo, fertilizantes, plaguicidas, etc, se desperdician y un sistema de producción que pierde mas de un tercio de su producción, no se puede sostener en el largo plazo. En adición, si esos alimentos, se van al bote de basura y a los rellenos sanitarios, generan metano y gases de invernadero que contribuyen al cambio climático: Así, el impacto ambiental se duplica: recursos utilizados en la producción y gases generados durante su confinamiento. En segundo término, respecto al impacto en Seguridad Alimentaria, nos referimos al derecho de las personas a tener alimento seguros y saludables en cantidad suficiente y acceso a ellos, para satisfacer sus necesidades de alimentación. Se estima que en México, 7 millones de personas no lo tienen, y no saben si la tendrán al día siguiente. Tambien se ha calculado un índice de desperdicios de alimentos en México de 37%. Entonces es paradójico que por lado, perdamos más del 37% de nuestros alimentos y que 7 millones de mexicanos no tengamos acceso a comida suficiente diaria. Y en tercer lugar, desde el punto de vista económico, un sistema de producción de alimentos, que desperdicia mas de un tercio, no es eficiente y paulativamente, va a quebrar y a desaparecer; aunado al hecho de que se tiene que incrementar el precio de los alimentos para cubrir esas pérdidas, lo que disminuye los ingresos de los productores, y eleva los precios de los alimentos a los consumidores.

Como es evidente, es urgente disminuir las PDA en México, tal como se ha venido haciendo por muchos años, en Europa. Dada la complejidad y diversidad de las causas de las pérdidas y desperdicios de alimentos, urge cuantificar la magnitud de las PDAs, identificar dónde ocurren en el sistema de alimentos y desarrollar estrategias multidisciplinarias integrales para abordar el problema. Sin embargo, el principal desafío que encontramos en México, y en otros países, es la falta de información sobre cuánto, de qué producto y porqué se pierde. A nivel mundial, se han logrando avances importantes en este tema, como sistemas complejos de medición y análisis del problema, análisis del sistema alimentario, instrumentos de estimaciones, estrategias de intervención, entre otras muchas iniciativas. Al igual que a nivel Latinoamérica y el Caribe, donde la FAO ha venido trabajando fuertemente, coordinando los esfuerzos para establecer Comités Nacionales y Programas Nacionales para disminuir las PDA. De aquí se deriva la necesidad urgente de desarollar acciones similares en México, para conocer la magnitud, alcance, identificar causas y proponer estrategias de intervención.

Es en este marco del problema en México, que surge la Red Temática en Seguridad Alimentaria y Disminución de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos, para contribuir a abordar este problema desde el ámbito de la investigación científica e innovación social.

Una de las acciones de inicio, es conocer la magnitud del problema para lo cual, se está organizando el Primer Simposium Nacional de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos a celebrarse en la Cd. de Querétaro, 27-28 de octubre, cuya finalidad es ofrecer un espacio para la discusión y el análisis de la magnitud, causas y soluciones a la problemática de pérdidas y desperdicios de Alimentos en México, entre los principales actores que participan en el sistema de suministros de alimentos, con la finalidad de identificar acciones viables que conduzcan hacia su reducción.